La historia de las zapatillas Converse

No hay duda de que Converse ha conseguido asentarse en un lugar privilegiado como una de las marcas de zapatillas sneakers más populares del mundo en la actualidad, pero lo cierto es que no siempre gozó del éxito que cosecha hoy en día.

Con más de 100 años de historia, la compañía tuvo que hacer frente a una serie de dificultades por las que se vio obligada a reinventarse y cambiar de estrategia de manera radical antes de convertirse en un icono de la moda capaz de cautivar a millones de fans en el mundo entero.

converse-all-star-historia.jpg

Si quieres conocer más detalles a cerca de la fundación de la compañía y la historia detrás de sus zapatillas más famosas te invitamos a seguir leyendo porque en esta publicación vas a descubrir todo eso y mucho más.


Todo comienza en 1908 cuando Marquis Mills funda la 'Converse Rubber Shoe Company’ en Malden, Massachussets, con la idea de fabricar un calzado caracterizado por sus suelas de goma vulcanizada.

Mills, a sus 47 años de edad ya contaba con experiencia previa en el sector tras haber trabajado parte de su vida en la producción de chanclas impermeables pero en esta ocasión estaba decidido a usar esta experiencia para enfocarse en fabricar exclusivamente sneakers.

Marquis+Mills-converse-historia.jpg

Los primeros años de la compañía no fueron nada fáciles y los ingresos apenas llegaban para cubrir los costes del negocio, pero todo empezaría a cambiar a partir del momento en el que a Marquis Mills se le ocurriera la idea de apostar por un deporte que apenas era conocido en aquel momento pero que en poco tiempo se haría popular en todo EEUU y en el mundo entero: El baloncesto.

converse-historia-no-skid.jpg

En 1917 Converse desarrolló un calzado enfocado exclusivamente para cubrir las necesidades de la práctica de este deporte y el resultado fue una zapatilla de caña alta que contaba con la parte superior en lona, un logo circular en la zona del tobillo para protegerlo de los golpes y una suela gruesa de goma. Zapatilla que hoy en día conocemos como las Converse All-Star pero que en ese momento serían denominadas como las ‘No Skid’ (“No Resbalan” en castellano).

Para 1920 las Converse ‘No Skid’ ya contaba con una buena acogida dentro de las canchas y a los encargados de marketing de converse se les ocurrió cambiar el nombre de las zapatillas para pasar a conocerse como las Converse All-Star, una clara referencia de que los mejores jugadores debían llevar unas Converse si querían rendir al máximo nivel.

canverse-all-star-historia.jpg

Chuck Taylor, jugador de baloncesto que recientemente se había retirado y que calzó Converse a lo largo de los últimos años de su carrera se aproximó a la marca en 1921 para ofrecerse a trabajar como representante de ventas y proponiendo además una serie de mejoras en la zapatilla que harían de ellas un producto estrella dentro de las canchas. Al poco tiempo de que Chuck comenzara a trabajar en la empresa, la marca se hizo extremadamente popular entre los mejores jugadores del país y también entre los más jóvenes.

El trabajo de Chuck Taylor como vendedor fue tan bueno que a finales de los años 20s la marca volvería a cambiar el nombre de la zapatilla ya de forma definitiva al de las Converse ‘Chuck Taylor’ All-Star en conmemoración al éxito conseguido por este trabajador dentro de la compañía.

Durante la segunda guerra mundial (1939-1945), Converse se convirtió el principal proveedor de calzado del ejército de los Estados Unidos, lo cual supuso un pequeño parón en el crecimiento de la marca, pero tras el final de la guerra la compañía pudo reiniciar sus actividades de forma exitosa gracias al auge del deporte en EEUU y en 1950 las Converse ‘Chuck Taylor’ All-Star ya se habían convertido en la zapatilla de baloncesto de referencia.

Durante los años 60s Converse introduce en el mercado las zapatillas de corte bajo One Star, con las que consiguió ampliar su cuota de mercado hasta el 80%, además, las Converse Chuck Taylor All-Star se mantenían como la zapatilla más vendida del país.

converse-one-star-anuncio-historia.jpg

A lo largo de la década de los 70s la compañía comenzó a sufrir un notable retroceso en las ventas debido en gran parte al aumento de la competencia dentro del sector y también por cambios en los gustos de los jugadores, que en esta época empezaban a mostrar una una clara preferencia por los “uppers” de cuero, dejando poco a poco de lado los materiales de lona que caracterizaban a Converse.

Converse intentó adaptarse a estos cambios con siluetas como las Converse Pro Leather y durante un tiempo fueron las preferidas de un chaval llamado Michael Jordan que en ese momento jugaba para la universidad de North Carolina. Aún así, la competencia seguía aumentando y marcas como Nike y Adidas comenzaban a apropiarse de una gran parte la cuota de mercado.

larry-bird-magic-johnson-converse.jpg

Los años 80s trajeron consigo grandes avances tecnológicos en el ámbito del rendimiento deportivo impulsados en gran parte por la introducción de las cámaras de aire de Nike, tanto en las Air Force 1 como en las Air Jordan, contra las que Converse no supo competir para diferenciarse y debido a ello la compañía comenzaba a perder el norte definitivamente.

Durante la década de los 90s Converse comenzó una caída en picado que terminaría por tocar fondo en el 2001, cuando la compañía se declaró en bancarrota, en este momento Nike aprovechó para intentar comprar la marca y salvarla de la desaparición. El acuerdo finalmente se hizo realidad en 2003 y Nike incorporó Converse dentro de su cartera de marcas a cambio de una cifra que rondaba los 300 Millones de dólares.

A partir de este momento la estrategia de Nike para volver a alzar a lo más alto la marca Converse consistió en dejar de lado el desarrollo de zapatillas dirigidas al rendimiento deportivo y enfocarse únicamente en fomentar la introducción de sus siluetas clásicas dentro de entornos relacionados con la cultura urbana, el streetwear, la moda casual y de uso diario.

El plan de Nike funcionó a la perfección ya que las zapatillas Converse comenzaron a ganar una gran popularidad en poco tiempo dentro de algunas subculturas como el Pop, el Rock y el SkateBoard gracias en parte a que muchas personalidades públicas como famosos, actores y estrellas del rock eran continuamente vistos cálzandolas a diario, agrandando poco a poco la leyenda de la marca y convirtiéndolas paulatinamente en el icono de la moda que hoy conocemos.



Sneakers Noticiashistoria